Advertisement
  1. Computer Skills
  2. Electronics

Usar una Raspberry Pi como receptor AirPlay

by
Read Time:9 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by steven (you can also view the original English article)

La Raspberry Pi es una pequeña computadora versátil que proporciona la caja de arena perfecta para comenzar a crear algunos proyectos divertidos e interesantes. Un proyecto popular es el de un receptor AirPlay, que nos permite transmitir audio desde un dispositivo iOS o computadora usando iTunes a nuestra Raspberry Pi que está conectada a un conjunto de altavoces.

En este tutorial, te mostraré cómo configurar una Raspberry Pi para usarla como un receptor AirPlay para que puedas transmitir audio desde cualquier dispositivo iOS, iTunes o software AirPlay compatible como AirFoil.


Requisitos

Necesitaremos algunas partes antes de comenzar, todas las cuales he enumerado a continuación:

  • Raspberry Pi
  • Tarjeta SD de 4 GB o más
  • Cable micro USB y fuente de alimentación (o adaptador de alimentación Micro USB)
  • Cable HDMI y pantalla compatible
  • Teclado USB
  • Algunos parlantes o audífonos
  • Cable Ethernet
I'll be using a Raspberry Pi Model B with these additional cables and connectors.I'll be using a Raspberry Pi Model B with these additional cables and connectors.I'll be using a Raspberry Pi Model B with these additional cables and connectors.
Usaré una Raspberry Pi modelo B con estos cables y conectores adicionales.

Voy a utilizar el sistema operativo Raspbian. Raspbian es una distribución de Linux que se ha modificado específicamente para Raspberry Pi. Es liviano y fácil de usar, con todo el hardware integrado ya configurado con controladores y listo para funcionar.

No es necesario que un receptor AirPlay sea inalámbrico y la Raspberry Pi que configuraré hará uso del puerto Ethernet y se conectará mediante un cable a la red de mi hogar.


Formateando tu tarjeta SD

Antes de que podamos configurar nuestra Raspberry Pi, debemos descargar el sistema operativo Raspbian y flashearlo en una tarjeta SD adecuada. Anteriormente publicamos una guía paso a paso exactamente sobre esto en nuestro tutorial anterior "Cómo formatear una tarjeta SD para Raspberry Pi". Compruébalo y sigue las instrucciones para formatear tu tarjeta SD y regresa a este tutorial una vez que lo hayas completado.


Booteando tu Raspberry Pi

Ahora que se ha formado tu tarjeta SD, es hora de iniciar tu Raspberry Pi.

  1. Conecta tu Raspberry Pi a la pantalla que elijas con un cable HDMI.
  2. Conecta tu teclado USB.
  3. Inserta tu tarjeta SD.
  4. Enciende la Raspberry Pi usando el puerto Micro USB.

Consejo: Puedes utilizar un cable HDMI-DVI si tu pantalla preferida no tiene una conexión HDMI.

Tu Raspberry Pi comenzará la secuencia de arranque y se te presentará la Herramienta de configuración de Raspberry Pi. Hay algunas opciones que debemos modificar aquí antes de poder continuar.

The Raspberry Pi Config Tool allows us to configure some further options, including making use of all the space on the SD card.The Raspberry Pi Config Tool allows us to configure some further options, including making use of all the space on the SD card.The Raspberry Pi Config Tool allows us to configure some further options, including making use of all the space on the SD card.
La herramienta de configuración de la Raspberry Pi nos permite configurar algunas opciones adicionales, incluido el uso de todo el espacio en la tarjeta SD.

Expandir el sistema de archivos

De forma predeterminada, una tarjeta SD con flash solo ocupará hasta aproximadamente 2GB de espacio, y se utilizará la mayor parte. Incluso mostrando una tarjeta de 8GB, solo aparecerán 2GB. Para corregir esto, debemos expandir el sistema de archivos para que ocupe toda la tarjeta.

Hacer esto es muy simple y en realidad es la primera opción dentro de la herramienta de configuración. Simplemente presiona enter en la primera opción y automáticamente expandirás el sistema de archivos para llenar toda la tarjeta. Para una tarjeta de 8GB, esto proporciona 6GB adicionales de espacio libre.

Cambiar la contraseña del usuario

Este es un proceso opcional, pero vale la pena realizarlo para que tu Raspberry Pi pueda permanecer segura. El usuario predeterminado es "pi" y la contraseña es "raspberry", por lo que se recomienda cambiarla, incluso para algo tan intrascendente como esto. Puedes seleccionar la segunda opción usando las teclas del cursor y presionando enter, donde luego se te pedirá que ingreses una nueva contraseña y la confirmes.

Terminando la configuración

Esas son todas las configuraciones que necesitamos realizar. Ya podemos continuar y seleccionar Finalizar. Esto hará que tu Raspberry Pi se reinicie.

Una vez que se reinicia, se te presentará una línea de comando simple que te pedirá que inicies sesión.

Ingresa el nombre de usuario "pi" con la contraseña que estableciste recientemente y luego estarás conectado y listo para comenzar.

¿Dónde están todos los iconos?

Todas las siguientes instrucciones se ejecutarán realmente dentro de una interfaz de línea de comandos y, como tal, no requieren ningún tipo de entorno de escritorio. Una interfaz gráfica requiere una buena cantidad de recursos del sistema, por lo que, si se puede evitar, hace que los recursos que habrías utilizado estén disponibles para otros procesos.

Como nuestra Raspberry Pi no será más que un receptor de información de red, no requiere una interfaz gráfica. Sin embargo, necesitamos una pantalla solo para que podamos ver lo que estamos ingresando en ella.


Actualizando el software

Al igual que con una computadora normal, una de las primeras cosas que debes hacer es verificar si hay actualizaciones de software. Para hacer esto, ingresa lo siguiente en la línea de comandos:

De hecho, estamos ejecutando dos comandos aquí, uno tras otro. El primero, apt-get update, comprueba si hay algún paquete nuevo (software) disponible, de la misma manera que ejecutaríamos la actualización de software en una Mac o Windows Update en una PC con Windows para ver si hay alguna nueva actualizaciones.

El segundo comando, apt-get upgrade, descarga e instala las actualizaciones de software que están disponibles. Nuevamente, si estuviéramos usando una Mac con actualización de software, entonces es cuando realmente hacemos clic en "Descargar e instalar".

Updating the software of our Raspberry Pi can take a little time and you'll probably see lots of lines of information appear on the display.Updating the software of our Raspberry Pi can take a little time and you'll probably see lots of lines of information appear on the display.Updating the software of our Raspberry Pi can take a little time and you'll probably see lots of lines of information appear on the display.
Actualizar el software de nuestra Raspberry Pi puede llevar un poco de tiempo y probablemente verás aparecer muchas líneas de información en la pantalla.

Este proceso puede llevar un poco de tiempo dependiendo de las actualizaciones disponibles y la velocidad de tu conexión a Internet, así que ten paciencia mientras se ejecuta el proceso.


Instalando dependientes

Ahora que nuestra Raspberry Pi está actualizada, necesitamos instalar algún software adicional que no se incluye de serie. El software que estamos instalando es:

  • avahi-utils
  • build-essential
  • chkconfig
  • git
  • libao-dev
  • libavahi-client-dev
  • libcrypt-openssl-rsa-perl
  • libio-socket-inet6-perl
  • libssl-dev
  • libwww-perl
  • pkg-config

¡Eso parece una gran cantidad de software! La mayoría de estos paquetes están realmente relacionados de alguna manera y notarás que el mismo término aparece en algunos de los nombres de archivo. Explicar el propósito de todos estos paquetes iría mucho más allá de los requisitos de este tutorial (y probablemente sería de poco interés para algunos lectores) pero basta con decir que los necesitas todos para continuar.

Consejo: Si deseas saber qué estás instalando, todos estos son paquetes públicos y puedes encontrar más información en la Wiki de paquetes de Debian.

Instalación de paquetes

Para instalarlos, podemos hacerlo con un comando (giant). ¡Respiración profunda!

Ingresa tu contraseña, si se te solicita, y Raspbian se pondrá a trabajar y descargará todos estos archivos por ti. Al igual que las actualizaciones, esto puede llevar algún tiempo.


ShairPort

¡Uf! Si has llegado hasta aquí, te felicito. El siguiente paso es descargar una utilidad llamada ShairPort, esto habilitará la funcionalidad principal de AirPlay que se necesita y nos permitirá transmitir audio a nuestra Raspberry Pi.

En el símbolo del sistema, asegurémonos de estar donde debemos estar. Simplemente escribe cd y seremos ubicados de nuevo en nuestro directorio de inicio. Es poco probable que nos hayamos mudado de allí, pero, en caso de que hayas estado explorando tu Raspberry Pi, esto se asegurará de que sepamos exactamente dónde estamos.

Usaremos nuestro comando git recién instalado para descargar ShairPort desde GitHub.

Many open-source projects store their code on GitHub which is accessible to everyone. Many open-source projects store their code on GitHub which is accessible to everyone. Many open-source projects store their code on GitHub which is accessible to everyone.
Muchos proyectos de código abierto almacenan su código en GitHub, para que sea accesible para todos.

El comando le dice a Raspbian que descargue la utilidad ShairPort de GitHub. Nuevamente, entrar en detalles sobre cómo funciona GitHub iría mucho más allá del alcance de este tutorial.

Ahora vamos a "hacer" nuestro software que lo instalará para que lo usemos.

En primer lugar, naveguemos hasta la carpeta shairport compartido que acabamos de crear descargándola.

A continuación, lo prepararemos para la instalación y luego lo instalaremos. Encadenaremos este comando en uno solo para que no necesitemos ingresarlo por separado.

Después de unos minutos, ShairPort ahora está instalado y listo para funcionar.

Iniciando ShairPort

Para iniciar ShairPort, ingresa el siguiente comando:

Esto inicia ShairPort y nombra nuestro nuevo dispositivo AirPlay como, de manera bastante apropiada, Raspberry JAM. Nuestra Raspberry Pi indicará que está "escuchando conexiones", lo que significa que está lista para funcionar.

As you can see, my iPad is now able to stream audio to our Raspberry Pi.As you can see, my iPad is now able to stream audio to our Raspberry Pi.As you can see, my iPad is now able to stream audio to our Raspberry Pi.
Como puedes ver, mi iPad ahora puede transmitir audio a nuestra Raspberry Pi.

En mi iPad, abrí el menú de AirPlay y ahora puedo ver nuestro nuevo altavoz en funcionamiento. Para probarlo, simplemente comienza a transmitir algo de audio y conecta tus parlantes o audífonos.


Ajustar el audio

A estas alturas, deberías tener algo de audio reproduciéndose a través de tu Raspberry Pi, pero probablemente sea un poco silencioso y aumentar el volumen del altavoz simplemente lo distorsiona. La salida de audio de la Raspberry Pi no es de la mejor calidad y, de forma predeterminada, el volumen está muy bajo.

Podemos modificar esto usando el comando alsamixer. Para ejecutarlo, primero debemos detener ShairPort. Presionar Ctrl-C detendrá la ejecución de ShairPort por completo y nos permitirá ingresar los siguientes comandos:

Usando las teclas de cursor hacia arriba y hacia abajo, ajusta el nivel para que esté alrededor de 75-80, y corre el riesgo de distorsionar considerablemente el audio.

The volume for the built-in audio of the Raspberry Pi can be tweaked further. Don't increase it too much, though, or else it will sound too distorted. The volume for the built-in audio of the Raspberry Pi can be tweaked further. Don't increase it too much, though, or else it will sound too distorted. The volume for the built-in audio of the Raspberry Pi can be tweaked further. Don't increase it too much, though, or else it will sound too distorted.
El volumen del audio integrado de Raspberry Pi se puede ajustar aún más. Sin embargo, no lo aumentes demasiado o sonará demasiado distorsionado.

Presiona Esc para guardar los cambios y salir, luego vuelve a ejecutar el comando anterior para iniciar ShairPort. Para ahorrarte un poco de tiempo, simplemente usa la tecla del cursor hacia arriba y hacia abajo nuevamente en tu teclado y podrás desplazarte por los comandos anteriores.

Una vez que lo hayas reiniciado, usa tu dispositivo iOS (u otro dispositivo del cual estés transmitiendo) para transmitir el audio de regreso a la Raspberry Pi y el audio debería ser mucho más alto sin tener que subir los altavoces.


Terminando

Hay algunos inconvenientes con la configuración hasta ahora. No hay conectividad Wi-Fi, por lo tanto, nuestra Raspberry Pi y  nuestros altavoces, están sujetos a restricciones físicas. Además, la calidad de audio del audio integrado de Raspberry Pi es, en el mejor de los casos, mediocre. Estas son limitaciones que tienen soluciones relativamente simples y serán las que veremos a medida que continúen nuestros tutoriales.

Pase lo que pase, al final de este tutorial, habrás podido configurar una Raspberry Pi desde cero como un receptor AirPlay, lo que te permitirá transmitir audio desde cualquier dispositivo o software compatible, tal como podrías hacerlo con un AirPort Express o incluso un Apple TV.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.