Students Save 30%! Learn & create with unlimited courses & creative assets Students Save 30%! Save Now
Advertisement
  1. Computer Skills
  2. OS X
Computers

Guía Para Principiantes Sobre Cómo Compartir Archivos en OS X

by
Difficulty:IntermediateLength:MediumLanguages:

Spanish (Español) translation by Eva Collados Pascual (you can also view the original English article)

Compartir archivos en internet nunca ha sido tan fácil gracias a servicios como Dropbox, WeTransfer e incluso el correo electrónico. A pesar de esta facilidad para enviar un archivo a la otra punta del mundo, compartir archivos en una red local conectada a nuestro ordenador en una habitación todavía es una asunto complicado.

En este tutorial te mostraré cómo usar el servicio Compartir Archivos integrado en OS X para proporcionar una forma más robusta y sencilla de compartir archivos en una red local.

La Complejidad de un Servidor de Archivos

Compartir archivos dentro de una red local siempre ha sido de alguna manera un proceso complicado. Incluso ahora, el método más común de compartir archivos es disponer de un servidor de archivos dedicado, de forma que estos puedan ser almacenados y estén disponibles para los usuarios.

When it comes to file sharing in the office, many choose to use a central file server.
Cuando se trata de compartir archivos en la oficina, muchos optan por usar un servidor central de archivos.

Imaginemos que tenemos una oficina con dos usuarios, Jack y Jill. Jack ha estado trabajando en un archivo de vídeo al que ahora necesita acceder Jill. Jack tiene que copiar el vídeo en el servidor, lo que cuesta alrededor de diez minutos, y después Jill lo copiará a su Mac, lo que le cuesta más o menos el mismo tiempo.

Para archivos de tamaño pequeño, como los documentos de texto y las hojas de cálculo, puedes generalmente abrir el archivo directamente en el servidor y después guardar los cambios. Para archivos grandes, como el archivo de vídeo que Jack y Jill están manejando, se recomienda generalmente copiar el archivo localmente a tu Mac antes de editarlo.

Si intentas editar el archivo directamente desde el servidor, notarás probablemente una reducción en el rendimiento ya que la velocidad a la que los cambios pueden ser realizados está limitada por el cuello de botella que crea la velocidad de la red. El disco duro de tu Mac opera mucho, mucho, mucho más rápido que la red más rápida, así que los problemas de velocidad aparecerán cada vez que guardes y los cambios tengan que ser enviados y escritos en el servidor. Si estás trabajando en un vídeo que pesa 1GB, es demasiada información para ser enviada por la red. Peor aún, podría haber cualquier problema en la red mientras trabajas con el archivo o lo guardas, y corres el riesgo de que los datos se corrompan y los pierdas.

Los servidores de archivos tienen ventajas y la más importante de ellas es que toda la información de tus usuarios está almacenada de forma centralizada. Esto hace que la planificación de copias de seguridad periódicas sea mucho más sencilla, por no mencionar que todos los usuarios puedrán acceder a cualquier archivo que puedan necesitar.

Pero para pequeños negocios y usuarios domésticos, estas ventajas podrían no ser aplicables lo que convierte al servidor de archivos dedicado en un gasto innecesario. Por suerte, existen varias formas de compartir archivos entre Macs sin la necesidad de invertir en un servidor dedicado.


AirDrop

AirDrop fue introducido en OS X Lion como una forma de enviar archivos entre Macs. El uso de AirDrop proporciona uno de los métodos más sencillos de transferir archivos entre dos usuarios Mac que estén cerca o en la misma red.

AirDrop proporciona una interfaz sencilla que usa el método de "arrastrar y soltar" para compartir archivos sin preocuparte sobre los permisos, servidores o nada más de lo que habitualmente tuvieses que considerar. Dicho rápidamente, no hay forma más fácil para compartir archivos entre dos Macs diferentes.

Using AirDrop to send a file to another Mac is very simple, provided you have a Mac that supports it
Usar AirDrop para enviar archivos a otro Mac es muy sencillo, suponiendo que tengas un Mac que disponga de esta función.

Hemos hablado de AirDrop con anterioridad en Tuts+, en nuestro tutorial Cómo Habilitar AirDrop con Ethernet Conectado y Macs Que No Lo Admiten, y te recomiendo encarecidamente que lo revises de forma que puedas entenderlo mejor y usar esta estupenda característica.

AirDrop no deja de tener sus desventajas a la hora de compartir archivos. El primero de ellos, sólo funciona con las versiones más recientes de OS X y con ciertos Macs que tienen Wi-Fi integrado. En nuestro tutorial previo se explica cómo habilitar esta característica en los Macs que no lo incorporan de forma oficial, aunque si eres un poco receloso respecto al uso del Terminal, entonces esto podría no ser para ti.

En segundo lugar, AirDrop requiere que ambos, tanto el remitente como el destinatario activen AirDrop, lo que significa que compartir archivos debe estar explícitamente activado por las dos partes implicadas. Volvamos a Jack y Jill para explicarlo mejor.

En esta vuelta, ambos, Jack y Jill, están usando Macs con AirDrop habilitado. Jack selecciona el archivo que quiere para AirDrop y empieza a buscar otros usuarios con AirDrop activo. Para que Jill reciba el archivo, también tendrá que estar en su Mac y después seleccionar también AirDrop desde la ventana del Finder. Esto es así para evitar que envíes un archivo AirDrop a cualquiera, si tus usuarios están en una habitación diferente o el destinatario no está cerca para activar AirDrop, no habrá nada que puedas hacer.


Compartir Archivos en OS X

Mac OS X ha incluido la opción de habilitar el servicio para Compartir Archivos, permitiendo que los usuarios remotos pertenecientes a una red lean y escriban archivos en tu Mac. Con esto activado, puedes delegar acceso a otros usuarios para permitirles copiar archivos a y desde tu Mac, pero con la habilidad de configurar restricciones e incluso requerir información de acceso.

Configuremos Compartir Archivos en OS X y demos acceso básico a otros usuarios a tu Mac en la red. Vamos a necesitar dos Macs para hacerlo - uno en el que habilitar Compartir Archivos, al que llamaremos EL Servidor Mac, y otro para que usaremos para conectarnos a él, al que llamaremos Cliente Mac.

Paso 1

En el Servidor Mac, abre Preferencias del Sistema y después selecciona el panel de preferencias Compartir.

Sharing preferences are customised via System Preferences
Las preferencias Compartir están personalizadas a través de las Preferencias del Sistema.

Verás un número de opciones que puedes marcar para habilitar un número de servicios diseñados para compartir tu Mac de alguna forma, desde el uso del lector de DVD hasta su conexión de internet. El servicio en el que estamos interesados es en Compartir Archivos.

Sharing includes a number of options for different sharing and remote services.
Compartir incluye un número de opciones para diferentes funciones de compartir y servicios remotos.

Paso 2

Marca la casilla para habilitar Compartir Archivos. Una vez activo, se nos proporciona alguna información sobre cómo acceder a el. En este ejemplo, podemos acceder al Mac mediante su dirección IP 10.0.1.16 o, quizá más fácilmente, a través de la ventana del Finder.

Con Compartir Archivos habilitado, intentemos conectar. En el Cliente Mac, abre una nueva ventana en el Finder y en la lista Compartir, selecciona nuestro otro Mac. Advertirás que cuando lo hacemos, simplemente nos proporciona un mensaje de Conexión Fallida.

As you can see, although we can see the Mac we cannot connect.
Cómo puedes ver, aunque vemos el Mac, no podemos conectar con él.

Paso 3

La razón por la que no somos capaces de conectar es que necesitamos acceder con un usuario y una contraseña que esta presente en el Servidor Mac, simplemente de la misma manera que accederíamos a un Mac físico.

Pulsa el botón Conectar Como… e introduce un nombre de usuario y contraseña para una de las cuentas del Servidor Mac. Después de hacer esto, serás capaz de acceder e él.

Using the Connect As... button, we can attempt to log in as a user of the remote Mac.
Usando el botón Conecatar Como…, podemos intentar acceder como un usuario remoto del Mac.

Aunque hemos habilitado Compartir Archivos, no hemos especificado ninguna carpeta para compartir. Por defecto, OS X nos permitirá acceder a las mismas carpetas a las que podríamos acceder si estuviéramos usándolo físicamente. En este caso, se trata de nuestra carpeta de inicio y la la carpeta Aplicaciones.

Now that we're connected, we can access the same folders we'd be able to if we were physically at the Mac.
Ahora que hemos conectado, podemos acceder a las mismas carpetas a las que hubiésemos podido acceder al mismo Mac.

Ahora estamos conectados, podemos copiar archivos a y desde nuestro Servidor Mac.


Delegando Acceso

Mientras ciertamente podemos acceder a nuestro Servidor Mac si fuese nuestra cuenta a la que necesitásemos acceder, no tendríamos porque dar a otra gente necesariamente la contraseña de nuestro Mac sólo para que pudiesen copiar archivos a y desde él. Lo que necesitamos es una forma de darles otro acceso de usuario para ciertas carpetas. 

Podemos hacer esto usando algo llamado Cuentas Compartidas. Con estas cuentas de usuario podemos crear en nuestro Mac que existen sólo con el propósito de acceso remoto. No pueden iniciar sesión, de hecho no aparecen en absoluto en la pantalla de inicio de sesión.

Paso 1

En las Preferencias del Sistema del Servidor Mac, abre el panel de preferencias Cuentas. Puedes ver la lista de los usuarios actuales en la columna de la izquierda. En la parte inferior, pulsa sobre el botón + para añadir una nueva cuenta.

We add these new Sharing accounts using the Accounts preference pane.
Añadimos estas nuevas cuentas para Compartir usando el panel preferencias de Cuentas.

Paso 2

Vamos a añadir una nueva cuenta para Sólo Compartir. Cambia el tipo de cuenta adecuadamente y después especifica un nombre de usuario y una contraseña. Aquí he configurado una nueva cuenta para Jack.

Create a new "Sharing Only" account called Jack.
Crea una cueva cuenta "Sólo Compartir" llamada Jack.

A la cuenta de Jack se le asigna una carpeta de inicio y no puede iniciar sesión como usuario normal. Todo lo que puede hacer es compartir ciertos servicios, como compartir archivos.

Paso 3

Vuelve al panel de preferencias Compartir y asegúrate de seleccionar el servicio Compartir Archivos.

Bajo la columna Carpetas Compartidas, pulsa el botón + y designa tu carpeta de Descargas como la nueva carpeta compartida.

Once we add a new folder to share, OS X automatically assigns the default access permissions.
Una vez añadimos una nueva carpeta para compartir, OS X automáticamente asigna los permisos de acceso predeterminados.

Como puedes ver, Os X mantiene los permisos predeterminados para esta carpeta y solo me permite a mi acceder a ella.

Ahora, pulsa el botón + bajo la columna de Usuarios y selecciona nuestro nuevo usuario, en este caso es Jack. A Jack se le proporciona inmediatamente acceso a nuestra carpeta Descargas.

We can add additional users and grant them access to specific folders.
Podemos añadir usuarios adicionales y garantizarles acceso a carpetas específicas.

Podemos cambiar esto para leer y escribir seleccionándolo y cambiándolo en consecuencia.

We can grant Jack read and write access to our folder instead of just read-only access.
Podemos garantizar el acceso de lectura y escritura a nuestra carpeta en lugar de sólo darle acceso de lectura.

Ahora que hemos completado la configuración de nuestros accesos restringidos, intentemos iniciar sesión como Jack.


Iniciar Sesión

En el Cliente Mac, selecciona el Servidor Mac desde el Finder de nuevo y después pulsa Conectar Como… Inicia sesión con el nombre de usuario y la contraseña de Jack y entonces deberías comprobar que podéis acceder sólo a la carpeta Descargas. También somos capaces de copiar archivos a y desde él con acceso completo a cualquier archivo que contenga.

Once we've logged in as Jack, we can see only the folders he was given access to.
Una vez hayamos accedido como Jack, podremos ver sólo las carpetas a las que nos han proporcionado acceso. 

Resumiendo

Los beneficios del servicio para Compartir Archivos de OS X comparado con AirdDrop es que puedes delegar acceso a diferentes personas con diferentes privilegios para cada carpeta. De hecho, Compartir Archivos en OS Mountain Lion es bastante potente y podrías añadir cuentas para compartir para mucha gente diferente y delegarles los correspondientes accesos.

Adicionalmente, Compartir Archivos está ejecutándose constantemente en segundo plano así que no necesitas seleccionar de forma explícita ningún menú o mensajes. Está ejecutándose incluso cuando todos los usuarios no tienen sesión iniciada, así que aunque estés fuera de tu Mac, otros usuarios con los accesos apropiados pueden copiar archivos a y desde él.

Si necesitas compartir archivos regularmente a través de una red con un pequeño número de gente, usar Compartir Archivos de OS X puede que sea la solución que necesitas. No necesitas invertir en ningún servidor de archivos caro y, especialmente a partir de Mountain Lion, es increíblente fácil de ajustar y configurar.

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.