Unlimited WordPress themes, graphics, videos & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Computer Skills
  2. Automation

Nociones básicas de Automator: Construye tu primer flujo de trabajo

by
Read Time:7 minsLanguages:

Spanish (Español) translation by Nadia Gonzales (you can also view the original English article)

Cambiar manualmente el tamaño de cientos de fotos, o realizar alguna otra tarea repetitiva, de forma individual, puede resultar engorroso. Afortunadamente, OS X viene equipado con una herramienta mucho más eficiente para realizar tareas cotidianas: Automator. En este tutorial, vamos a echar un vistazo a los fundamentos de Automator y a construir nuestro propio flujo de trabajo.


Bienvenido a Automator

Automator es una aplicación incluida en la instalación de OS X que se dedica a automatizar tareas y flujos de trabajo. Es una herramienta bastante versátil que se puede utilizar para muchas cosas, sin embargo, la configuración básica de un documento de Automator consiste en un flujo de trabajo basado en acciones, que pueden ser ejecutadas de manera automática.

La configuración básica de un documento de Automator consiste en un flujo de trabajo basado en acciones, que pueden ser ejecutadas de manera automática.

En este tutorial, vamos a tratar aspectos básicos para crear un flujo de trabajo que toma algunas imágenes, las redimensiona y las coloca en un nuevo álbum de iPhoto.

Los flujos de trabajo más básicos están compuestos por acciones predefinidas, que pueden ser incorporadas a tu flujo de trabajo, aunque también echaremos un vistazo a algunas de las funciones más avanzadas, como el uso de variables para crear resultados dinámicos e incluso dejar que Automator guarde nuestras acciones para poder repetirlas posteriormente, de forma automática.


Paso 1. Crear un documento de Automator

Cuando abras Automator por primera vez, tendrás que seleccionar un tipo de documento en el que se desarrollará tu flujo de trabajo. Verás varios tipos, pero los dos que realmente nos interesan son "Flujo de trabajo" y "Aplicación".

Una aplicación se ejecuta de forma automática; es decir, no necesita ser abierta en Automator para ser ejecutada.

¿Cuál es la diferencia? Una aplicación se ejecuta de forma automática; es decir, no necesita ser abierta en Automator para ser ejecutada. Si tu flujo de trabajo se ocupa de elementos o archivos, sólo tienes que arrastrar y soltar los archivos en la aplicación para ejecutar el flujo de trabajo; esto significa que es útil para hacer cosas como organizar imágenes, sin necesidad de abrir una aplicación. Un flujo de trabajo es muy similar, pero se ejecuta dentro de Automator y selecciona los elementos de los que debe ocuparse través de acciones especiales. Profundizaremos en eso más adelante.

El objetivo de este tutorial es hacer un flujo de trabajo.


Selección del tipo de documento en Automator

Cuando abrás un nuevo documento, se te presentará un lienzo en blanco en el que construirás tu flujo de trabajo. Además, verás una larga lista de acciones que puedes arrastrar y soltar al área de flujo de trabajo, para construirlo.


Paso 2. Entender lo que queremos hacer

Antes de seguir adelante, es importante entender exactamente lo que queremos lograr con Automator. Si primero establecemos cuales son los pasos a seguir para lograr nuestro resultado manualmente, podemos traducir mejor dicha tarea en un flujo de trabajo en Automator.

Si primero establecemos cuales son los pasos a seguir para lograr nuestro resultado manualmente, podemos traducir mejor dicha tarea en un flujo de trabajo

Para este tutorial, vamos a trabajar con algunas imágenes, seleccionándolas, manipulándolas e incluso poniéndolas en un álbum en iPhoto. Por supuesto, esto solo representa un pequeño aspecto de lo que Automator puede hacer, sin embargo, es lo que usaremos como ejemplo durante este tutorial.

  1. Toma las imágenes que hemos seleccionado
  2. Cambia su tamaño a un ancho de píxel específico
  3. Ponlas en un nuevo álbum de iPhoto, con un nombre dinámico

Paso 3. Selección de archivos (si corresponde)

Lo primero que nos interesa hacer en nuestro flujo de trabajo es conseguir los archivos a los que queremos aplicar nuestras tareas por lotes. En el caso de nuestro ejemplo, estos archivos serán fotos, seleccionadas de iPhoto. Por otra parte, si los archivos no fueran fotos, podríamos seleccionarlos con una acción como "Obtener los ítems del Finder seleccionados", que trae los archivos seleccionados en el Finder, e inclusive en el escritorio.

La mayoría de los archivos tendrán sus acciones específicas para seleccionarlos según el tipo, podrás encontrarlas escribiendo "obtener" en la sección correspondiente.


La acción "Obtener los ítems del Finder seleccionados", traerá los archivos seleccionados de la aplicación Finder, al flujo de trabajo en Automator

Las acciones también pueden tener opciones, lo que modificará aún más lo que hacen exactamente. La acción "Obtener los ítems seleccionados del Finder" que estamos usando no tiene ninguna que realmente necesitemos cambiar, pero, digamos, la acción "Obtener los ítems seleccionados de iPhoto" sí. En esa acción, tenemos la opción de traer los álbumes o fotos seleccionados, que se pueden cambiar a través de un campo (menú) desplegable.


Paso 4. Escoger la acción

Vamos a comenzar nuestro flujo de trabajo de manipulación de fotos, con algunas acciones bastante básicas y constantes para aplicar a las imágenes que hemos seleccionado. Usando el panel de archivos, ubicado en el extremo izquierdo de Automator, podemos filtrar las acciones para ver solo las que nos interesan.

Una de estas acciones básicas es "Ajustar tamaño de las imágenes", que redimensionará las imágenes que pusimos en nuestro flujo de trabajo. Cuando incorporamos esto a nuestro flujo de trabajo, siempre sucederá lo mismo: se ajustará el tamaño de las imágenes según se especifique en las opciones de la acción.

Por supuesto, "Ajustar tamaño de las imágenes" es sólo una acción, y no necesitas tenerla de forma obligatoria en tu flujo de trabajo. Naturalmente, puedes usar diferentes acciones y construir flujos de trabajo con muchas de ellas.


Un ejemplo de un flujo de trabajo muy básico que, al ser ejecutado, ajustaría las imágenes seleccionadas a 480px.

Grabar acciones

Mientras que para algunas tareas muy básicas, especialmente las que tienen que ver con la manipulación de archivos, las acciones predefinidas son útiles, probablemente llegará un momento en que quieras aplicar una acción, a tu flujo de trabajo, que no esté incluida por defecto. Aquí es donde el botón rojo de grabación entra en juego.

Automator puede observar realmente, mediante una orden, las cosas que haces y luego colocar esos pasos en tu flujo de trabajo.

Automator puede observar realmente, mediante una orden, las cosas que haces y luego colocar esos pasos en tu flujo de trabajo. De modo que puedes hacer algo, guardarlo en tu flujo de trabajo, y luego Automator te mostrará los pasos que hiciste, cuando ejecutes el siguiente flujo de trabajo.

Esta es una función bastante flexible. Por ejemplo, si tienes una rutina específica cuando enciendes tu Mac, puedes grabarla, guardarla en una aplicación y, la próxima vez que prendas tu computadora, dejar que Automator la prepare como tú lo harías.


Este es un ejemplo de flujo de trabajo grabado que abre unas cuantas aplicaciones de mi dock, y luego incluso pone una de ellas en modo pantalla completa; todo esto de forma automatizada.

Variables

¿Recuerdas cuando hablamos de acciones constantes? Cuando configuramos nuestras imágenes para redimensionarlas, en cada ocasión se ajustan al mismo tamaño que definimos en Automator. Sin embargo, también podemos usar variables para cambiar aspectos específicos del resultado según los archivos que estemos usando.

También podemos usar variables para cambiar aspectos específicos del resultado según los archivos que estemos usando.

Para no complicarnos, usaremos algunas de las variables preestablecidas, como la fecha actual, el usuario, etc. Lo que significa que cuando le decimos a Automator que mueva nuestras fotos a un nuevo álbum de iPhoto, no necesitamos ponerle título. En su lugar, podemos crear uno con variables para que el nombre del álbum pueda reflejar, digamos, la fecha. Esto es tan fácil como arrastrar una variable a donde, en otro caso, escribirías.


Uso simple de variables, arrastrando el año en curso al nombre del álbum.

Paso 5. Ejecución

Ahora que hemos construido nuestro flujo de trabajo, es hora de guardarlo para poder ejecutarlo cuando queramos. Si has creado un flujo de trabajo, sólo tienes que guardar el documento de forma normal y luego abrirlo, cuando sea necesario, y pulsar el botón "Ejecutar". Si creaste una aplicación, la guardas exactamente de la misma manera pero, cuando llega el momento de ejecutarla, sólo tienes que abrir la aplicación una vez exportada (o colocar los archivos en ella, si corresponde).


El flujo de trabajo completado

¿Cómo utilizas Automator?

Esa fue nuestra revisión de los aspectos básicos de Automator. Es una herramienta extremadamente poderosa que es fácil de pasar por alto y subestimar. Asegúrate de probarla la próxima vez que te enfrentes a una tarea tediosa y repetitiva.

Nos encantaría conocer algunos flujos de trabajo ingeniosos que has creado en Automator, ¡déjanos tu experiencia en la sección de comentarios!

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.